Clase 1. Introducción, componente árabe de la cultura iberoamericana

Los imaginarios sobre América Latina la ubican a una considerable distancia del Mundo islámico. Lenguajes, religiones y paradigmas culturales nos permiten asociar a América Latina con Occidente, lo Pre-Colombino o, en algunos países, con la cultura Afro. Raramente imaginamos vínculos con el Mundo Islámico. Pero, sorprendentemente, existen muchas conexiones entre ambas culturas. Primero, por la herencia Mudéjar y Morisca Española y luego, como consecuencia de los inmigrantes árabes y otras influencias árabes.   La intención de este módulo es explorar aquellos vínculos profundizando en el campo específico de la arquitectura. Existe un trabajo similar acerca de este tema en los Estados Unidos, el libro “Domes, arches and minarets: A history of Islamic inspired buildings in America” de Phil Pasquini (Flypaper Press, 2012) que si bien es más un relevamiento fotográfico que un texto teórico, contiene una selección de obras singularmente completa.   Las huellas islámicas en la Arquitectura latinoamericana pueden ser estudiadas en tres períodos que representan diferentes épocas, contextos y problemas y sus causas y consecuencias en la arquitectura y vida cotidiana tienen muy diferentes cualidades. Por lo tanto, desarrollamos este módulo en cuatro clases, primero una introducción y luego una por cada uno de los períodos. En el primer período (Colonial español) los vínculos con el mundo Islámico están basados en las continuidades de la Edad Media Hispano-Arabe. Podemos entender este fenómeno como una adopción no conciente por la cual los conquistadores españoles reproducían formas del arte islámico porque eran parte inherente de su propia cultura. Durante el segundo período (desde las Independencias hasta principios del siglo XX), Las jóvenes naciones latinoamericanas trataban de emular las modas europeas contemporáneas. Por lo tanto el estilo Neo-Arabe fue elegido por estar “à la mode”. Los salones fumadores, de billar y de juego de los palacios de la alta sociedad fueron decorados en estilo islámico con la intención de conectarlos con la idea del “lujo asiático” el placer y el entretenimiento que la mirada exotista asociaba a esta cultura. En la misma época, una gran cantidad de inmigrantes árabes llegaron a latinoamérica y construyeron sus casas, templos y edificios comunitarios también usando el estilo neoárabe, pero en este caso como una marca de identidad que rememoraba su tierra originaria. Finalmente, en el tercer período (desde 1950 hasta nuestros días), podemos encontrar dos vínculos diferentes entre el mundo islámico y América latina. Primero, la globalización trajo a nuestras ciudades un “Estilo árabe internacional” de carácter posmoderno (especialmente en los complejos edilicios concebidos para difundir el Islam en América Latina) y en sentido opuesto, varios arquitectos de la región han trabajado en el mundo islámico llevando parte de nuestra arquitectura a aquellas tierras (por ejemplo las obras de Legorreta en Qatar). En segundo término, varios arquitectos latinoamericanos involucrados en el “Regionalismo crítico” exploran nuestro pasado y tradiciones coloniales (muchas de ellas vinculadas con la España islámica) conectando nuevamente la región con el mundo islámico.


supporting documents:

Quiz with Answers

Handout

Lecture Notes