Clase 5. El budismo atravezando fronteras: arquitectura budista Tang, Silla, Nara y Heian

El extraordinario legado del arte y la arquitectura asociados con las enseñanzas del budismo constituyen uno de los elementos más perdurables de conexión cultural entre las diversas culturas de Asia. Estas enseñanzas, que se originaron en el sur de Asia, encontraron caminos múltiples y complejos por tierra y mar para conseguir seguidores en culturas tan distintas en sus valores como separadas por la distancia geográfica. La historia de la arquitectura budista de Asia oriental, y las creencias y prácticas budistas en general en China, Japón y Corea, hacen eco de patrones más amplios de intercambio cultural entre estas tres regiones. Aquí vemos la ironía (más claramente que en ninguna otra parte del mundo) de un sistema de creencias no materialista que generó un abanico de formas arquitectónicas por las cuales se justificó el gobierno imperial, se centralizó el control de las élites gobernantes, se motivó la reforma y la rebelión en contextos cambiantes y se provocó la represión violenta y la resurrección. Variedad y riqueza de variaciones en las técnicas de estructuras de madera chinas que se desarrollaron en Corea y Japón en los siglos posteriores a la introducción del budismo. Más que el comercio, la diplomacia o las aventuras militares, las enseñanzas del Buda estimularon la expansión y el desarrollo del sistema de arquitectura con estructura de madera y techo de teja cerámica que hoy se considera la contribución visual más distintiva de Asia oriental al arte mundial.


supporting documents:

Handout

Lecture Notes