Clase 7. El Budismo tardío y la localización de la arquitectura religiosa

En Japón, el budismo zen llegó a una base cada vez más amplia de la sociedad. Patrocinado por los nuevos gobernantes samurai del período Muromachi, la austeridad ritual del budismo zen, el énfasis en la disciplina física e intelectual y la estricta adhesión a los conceptos de la transmisión maestro-acólito resultaron particularmente atractivos para los líderes que no eran considerados suficientemente cultos por las debilitadas elites de los aristócratas que habían dominado la política japonesa y la producción cultural durante los períodos Heian temprano y medio. El relativo desprecio por los textos en favor de una mayor atención a los detalles de la vida cotidiana y un enfoque intenso en el momento presente, precursores del concepto de atención plena ahora ampliamente citado, fueron atractivos por razones obvias para los militares cuyo éxito dependía precisamente de este tipo de cualidades Durante este período, la mayoría de los templos principales fueron Zen, como el gran Daitokuji en Kyōto. Ubicado en la zona norte del distrito municipal de Kyoto, en un vecindario aún hoy conocido como campos morados de Murasakino, hasta los tiempos modernos el templo dominaba visualmente el paisaje circundante. Establecido por el monje Zen japonés Shūhō Myōchō, el nombre del templo surge de su nombre póstumo como "Maestro Nacional Daitō", Daitō Kokushi. Fue formado por un maestro que se había entrenado en China con el maestro Chan Xutang Zhiyu, por ello Daitō era visto como una fuente cercana y legítima de las enseñanzas Zen.


supporting documents:

Handout

Lecture Notes